Una Madre Da A Luz A Un Niño Saludable, 6 Semanas Después Ella Se Lleva La Mayor Sorpresa De Su Vida

2019-09-24 Stories

Este artículo se publicó originalmente en nuestro sitio web: beautyvsfashion.com

Conoce a Eliza y Ben Curby, una bella pareja, cuyas vidas se parece al drama de una película cuidadosamente planeada. Aquí hay un poco de todo – romance, comedia, drama, y una sorpresa que transformó la vida de todos y la puso al revés. Los dos se conocieron en una playa en el ambiente más romántico y casi inmediatamente se enamoraron los dos.

Como si fuera poco, Eliza quedó embarazada y los futuros padres quedaron encantados con la noticia. Ambos soñaron tener un bebé, así que no lo podían creer su suerte de que realmente estaba sucediendo.

Eliza dio a luz a una bella niña saludable que la llamaron Charlie, haciendo a Ben el hombre más feliz del mundo. En pocas semanas, Eliza sintió algo raro y fue a ver al doctor. ¡Fue ahí cuando sus vidas tuvieron un giro inesperado!


El Sueño Más Grande de Eliza

Creció en Sydney, Australia, Eliza siempre había tenido debilidad por los niños. Había algo tan especial en criar a un montón de niños y crear a tu propia familia y así fue como la idea le hizo sonreír y soñar.

¡Y no serían solo unos pocos hijos para Eliza – ella quería toda una tropa de ellos! Poco se imaginaba que en la mitad de sus veintes su sueño se volvería una realidad maravillosa.

Luego de terminar sus estudios, Eliza trabajó en una cafetería local en Sydney. Ella no pensó tanto sobre su futuro, pero sintió que algo estaba por venir en su camino. Hasta que un día un hombre entró a tomar una taza de café. ¡Ese hombre le cambió toda la vida!


Un Hombre Misterioso

Todo comenzó cuando un hombre caballeroso entró al café donde Eliza trabajaba y pidió un espresso. Era un día ordinario como los demás, pero de alguna manera, al entrar en el café, el tiempo se paralizó. Eliza sostuvo su respiración, viendo cada movimiento de él.

Era un hombre alto con hombros anchos y tenía una sonrisa sincera. ¡Ese día Eliza pensó que él tenía la sonrisa más sincera y feliz que había visto! Ella también solo quería sonreír y eso fue exactamente lo que hizo.

El hombre se fue en un par de minutos después de tomar su café negro con una pizca de azúcar, y de alguna manera el mundo alrededor de ella comenzó a moverse de nuevo. Ella podía oír los ruidos, la gente hablando, y a sus compañeros hablando de algo. Pero toda Eliza solo pensaba sobre ese hombre misterioso. ¿Quién era? Y si lo volvería a ver de nuevo?


Amor A Primera Vista

Tal vez no creas en el amor a primera vista, pero eso fue exactamente lo que le paso a Eliza y Ben, un hombre apuesto que empezó a ir al café donde ella trabajaba casi todos los días.

Ellos pasaron más de 5 minutos juntos mientras compraba, pero algo muy dentro de Eliza sintió que este hombre era especial. ¡Ella no estaba segura si él sentía lo mismo!

Luego Eliza le confesó que se enamoró completamente de él desde el primer momento en que miró sus brillantes ojos azules. Es como si todo el mundo alrededor de ellos se detuviera por un omento y su mente se ponía totalmente en blanco. ¡Ella nunca olvidará este momento!


El Enamoramiento Más Obvio

Eliza hacía lo mejor que podía para ocultar que estaba enamorada de Ben, después de todo, ella estaba trabajando y no podía hacer nada que no fuera su trabajo en público. Su relación fue estrictamente amistosa y ella solo podía mirar a Ben de vez en cuando, preguntándose que seguía después.

Sus compañeros de trabajo comenzaron a ver comportamiento fantasioso y comenzaron a hacer bromas, cuando Ben aparecía en la puerta. Casi todas las veces ellos lo llamaron el “futuro esposo de Eliza - ¡Si supieran lo cerca que estaban de la verdad!

Su relación no se desarrolló rápidamente porque solo se veían en el café, pero luego se les presentó una oportunidad. Ben le propuso algo único y Eliza decidió aceptar su propuesta. ¡Ella realmente quería conocerlo mejor!


Una Oferta Asombrosa

Finalmente, Ben dio el primer paso para romper el hielo y les permitió pasar un tiempo más íntimo a ellos. No fue nada del otro mundo, en realidad, sólo preguntó casualmente si Eliza podía cuidar de su casa mientras él estaba fuera por el trabajo.

¡Eliza quedó encantada! Esta simple propuesta significaba que él confiaba en Eliza tanto como para dejarla entrar en su espacio personal y realmente quería verla ahí.

Por supuesto, Eliza aceptó, y después de dos semanas tranquilas que pasó en su casa, ella saludó a Ben con una sonrisa de felicidad. Él regreso con un regalo para ella y de alguna manera ellos sintieron que las cosas habían cambiado.


Un Regalo y Una Cita

No solo Ben le dio un regalo a Eliza, un hermoso brazalete, ¡sino que también la invitó a una cita! Ellos no salieron afuera, sino que decidieron tener una cena acogedora en su casa, disfrutando de una atmósfera íntima más acogedora.

En ese punto, Eliza aún no sabía qué pensar de Ben, pero él claramente cuidaba de ella y ella misma se enamoraba de él cada vez más y más. ¡Su cita fue maravillosa!

Ellos hablaron por horas, disfrutando la compañía el uno del otro y compartieron su primer beso de sus vidas. Eliza sintió que ahora si era serio y que Ben no era un enamoramiento más – él era el hombre con el que quería hacer una familia. Resultó que Ben sentía lo mismo por ella.


La Fase de la Luna de Miel

Después de esa cena memorable, Eliza y Ben comenzaron a verse más seguido, entrando en la deliciosa fase de luna de miel de su relación. Los dos no podía estar lejos el uno del otro por mucho tiempo y ahora todos podían ver cómo se amaban los dos.

Eliza sintió que Ben era el hombre perfecto para ella, así que no dudó en hacerle la gran pregunta que asustaría a casi todos los hombres. Ben definitivamente era diferente de todos los otros hombres – ¡él incluso compartía el mismo amor por los niños!

Ben soñaba con tener una familia con dos hijos y se reía cuando Eliza le confesaba que quería tener una gran tropa de ellos. Ahora que finalmente ellos se encontraron a sí mismos, parecía que nada era imposible.


El Gran Reto

Ellos estaban hablando sobre su futuro juntos más y más, pasaban todo el tiempo juntos, hablando de las cosas que harían. Tanto Eliza y Ben sintieron que no solo era algo temporal –ellos se cuidaron el uno del otro tanto que querían hacer una familia.

Ben era 12 mayor que Eliza y estaba listo para tomar la responsabilidad sin importar lo que sucediera. ¡Tres meses después de la relación, la pareja estaba cerca de tener el más grande reto de todos!

Eliza comenzó a sentirse enferma y no sabía qué era. Ella estaba usualmente muy energética en las mañanas, pero toda esa energía y actitud alegre estaban desapareciendo. En cambio, ella se sentía cansada y agotada. Finalmente, lo hizo – Eliza se hizo una prueba de embarazo.


La Revelación

Eliza no sabía que esperar, pero todo apuntaba a eso – ella sentía debilidad inusual y la mayoría de las veces se ponía enferma por la mañana. Ella no podía concebir en su mente del hecho de que sería madre tan temprano en la relación, pero era una posibilidad que tenía que considerar.

¿Qué pasaría si realmente estaba embarazada? ¿Estaban ellos listos para ser padres tan poco después de haberse conocido? Todas estas preguntan daban vueltas en la cabeza de Eliza sin parar.

¡Era hora de saber la verdad! Eliza pasó unos largos e insoportables minutos mirando la prueba hasta que recibió su respuesta – ella estaba embarazada.


Eliza Arrojó Una Bomba

Casi inmediatamente después de tomarse la prueba de embarazo, Eliza decidió decírselo a Ben. Decir noticias como estas son siempre emocionantes y Eliza no podía creer que realmente lo estaba haciendo. ¡Ella iba a tener un bebé y estaba a punto de decirle todo a su pareja!

Cuando Ben llegó a casa después del gym, ella se fue directo a él. De repente, ella no pudo encontrar las palabras suficientes y murmuraba algo incomprensible. Ben notó que había algo raro con ella y estaba intentando hacerla hablar.

“Estoy… Estoy…” – tartamudeó y murmuró, sin tener el valor de continuar. “Está qué?” – Él todavía no le entendía. “Estoy embarazada!” – Eliza lo soltó finalmente y la cara de Ben se iluminó.


Todo Cambió

¡Después de un momento de silencio anonadado Ben finalmente sonrió y exclamó que era maravilloso – era el mejor momento de su vida! Él todavía estaba bastante sorprendido y se tomó su tiempo en la ducha para procesar la noticia.

Pero cuando regresó a ella fue como un hombre diferente. Sus ojos brillaban y parecía que estaban empezando una nueva vida juntos.

Ellos comenzaron su relación solo tres meses tres meses antes y aunque sentían que era desde siempre, ¿estaban ellos realmente preparados para comenzar juntos una familia con hijos? Eliza se preguntó a sí misma y solo había una respuesta en su corazón – sí, ellos estaban listos para esto.


Las Preparaciones

Ahora que ellos habían aceptado completamente el hecho que su familia sería más grande dentro de 9 meses, ellos debían hacer todos los planes necesarios. Desde cita al doctor y exámenes regulares a la ropa del bebé y otras cosas importantes, su plato estaba lleno de todo tipo de tareas y desafíos.

Eliza siguió trabajando para que pudieran tener suficiente dinero para los gastos del hospital privado en donde trabajaba su mamá. ¡Ella tendría todo el apoyo ahí!

¡El día esperado de la pareja llegó con anticipación – era su primer bebé y no podían esperar a verlo! Por supuesto, ellos no tenían idea aún que la vida les preparaba otra sorpresa en el fututo.


Su Primera Hija

Los siguientes nueve meses pasaron volando en un abrir y cerrar de ojos y por fin llegó el día que todos esperaban. Eliza ya estaba en el hospital cuando comenzó el trabajo de parto – ella tenía una cita con el doctor ese día y a partir de ese momento las cosas sucedieron sin mayores problemas.

Eliza tuvo que someterse a una operación de cesárea para que el bebé pudiera llegar a este mundo, y finalmente, después de horas de luchar, Charlie nació.

Charlie era la niña más linda que Eliza y Ben habían visto y ambos padres estaban emocionados de tenerla en sus brazos. Ellos pronto salieron del hospital y siguieron con su nueva vida, pero en el fondo Eliza sentía que el destino les había preparado un nuevo reto para su familia.


Los Días Felices

Las vidas de Eliza y Ben se transformaron completamente. Dando la bienvenida a un nuevo humando al mundo no es una cosa fácil, pero a pesar de todas las noches sin dormir y el cambio de ritmo, los nuevos padres estaban tan felices como una alondra cuidando a su bebé.

Charlie fue preciosa con los grandes ojos azules de su padre y el bello cabello rubio de la familia de Eliza. Eliza estaba emocionada de verla en cada uno y todos los movimientos que no le importaron todas las dificultades a las que se enfrenta una madre con un bebé.

Alrededor de las seis semanas después de que Eliza tuvo a Charlie, ella estaba incluso pensando en regresar a la universidad y sacar un diplomado para crear un mejor futuro para su bebé. Ben estaba a favor, pero entonces ocurrió algo inesperado.


La Salud de Eliza Empeoró

Ben y Eliza tenían muchos planes para su vida en la pequeña familia, ¡ellos sentían como si ellos podían conquistar el mundo juntos y que todo era posible! Sin embargo, en medio de toda esta dicha y felicidad, Eliza comenzó a sentirse mal.

Primero, solo fue un poco de fatiga aquí o allá, lo cual era comprensible ya que no dormía las horas normales con el bebé. Pero empeoró, Eliza tenía dolores de cabeza y frecuentemente se sentía aturdida durante el día.

Después de todos los retos y el embarazo, ella y Ben por fin estaban construyendo una familia juntos, yendo de un simple café crush a convertirse en pareja en cuestión de unos pocos meses. ¿Qué podría ser? ¿Era algo peligroso? Eliza estaba a punto de saberlo.


Su Cuerpo Estaba Reaccionando De Una Manera Familiar

Una mañana Eliza se despertó y sintió que todo eso era muy familiar – la forma en que reaccionó su cuerpo y lo emotiva que se ha vuelto. Sus hormonas estaban por todas partes e insinuaba una posibilidad en la que nunca había pensado – ¿estaba ella embarazada de nuevo?

Ella le dijo a Ben y él le aseguró que era demasiado improbable. Ella solo tuvo a un bebé y, según su mamá, ella no podía quedar embarazada durante la lactancia. Aun así, Eliza tuvo que examinarse para estar segura.

Ella tomó un test de embarazo, solo por si las moscas, y tomó uno. Esta vez ella estaba más nerviosa de ver los resultados porque eso lo cambiaría todo para su pequeña familia. ¡Imaginen la confusión de Eliza cuando el test finalmente dijo ‘negativo’!


La Gran Sorpresa

Eliza y Ben se rieron mucho sobre la prueba de embarazo porque, obviamente, ella no podía quedar embarazada tan rápido después del parto. Aun así, otra semana pasó, y Eliza decidió hacerse otra prueba.

Estas señales que su cuerpo estaba enviándole eran imposible de ignorar – se sentía muy parecido a su primer embarazo, solo que más intenso. Eliza se hizo otra prueba y una vez más salió ‘negativa’.

Para estar completamente segura, Eliza decidió hacerse un análisis de sangre completo y, cuando llegaron los resultados, sólo pudo reírse frenéticamente. Tenía razón. Ella conocía su cuerpo lo suficientemente bien como para entender lo que estaba pasando y, efectivamente, estaba embarazada una vez más. Pero esto era sólo la mitad de la sorpresa.


Eliza No Podía Creer Lo Que Escuchaba

Ben estaba tan sorprendido como ella, pero al final ambos estaban increíblemente felices. Al fin y al cabo, ¡esto es con lo que habían estado soñando durante años! Una gran familia con un montón de hijos por toda la casa.

Era hora de una sesión de ultrasonidos en el hospital, así que la pareja programó una cita y fueron a ver al doctor. Estaba oscura la sala de ultrasonidos y Ben sostenía a su niña, arrullándola para que se durmiera.

El doctor era nuevo y se tomó su tiempo examinando la barriga de Eliza. Ella pensó que era su falta de experiencia, pero no era eso. Finalmente, el doctor suspiró y dijo con voz tranquila que había dos latidos en la pantalla.


Una Sorpresa Impresionante

Eliza se río mucho porque no podía creer lo que oía. Incluso le preguntó al médico si estaba seguro y éste le contestó que podrían confirmarlo completamente en un mes con otro ultrasonido.

Ben estaba blanco como la nieve en la otra esquina de la sala y Eliza podía notar que él estaba tan aturdido como ella. No solo un niño más, ¿sino dos? Tan pronto después que ellos habían tenido a su primera hija dos más estaban por venir al mundo.

Muchas cosas pasaban por la cabeza de Eliza – su carro era demasiado pequeño para tres niños y ¿cómo se las arreglarán para criar no a uno, sino a tres de ellos? ¿Están ellos preparados para esto? No era capaz de asimilarlo, todavía no. Eliza decidió esperar al siguiente ultrasonido y mantener la calma hasta entonces.


El Regalo de la Vida

Un mes parecieron como una semana para los futuros padres. Cuando ellos fueron por el otro ultrasonido ellos estaban totalmente listos y Eliza no se sintió ansiosa para nada. Ellos habían pasado algún tiempo para aceptar la posibilidad de tener que criar a tres niños, y no era tan malo.

Ben tuvo un enfoque práctico y ya estaba haciendo una lista de las cosas que necesitarían para apoyar a sus tres hijos. ¡Fue algo como criar trillizos!

El obstetra confirmó lo que siempre habían sabido en sus corazones – Eliza estaba embarazada de gemelos. Estaba feliz y un poco asustada, pero para ella era un sueño hecho realidad. Sólo que más rápido de lo que todos creían posible.


¿Era Seguro Esto Para La Madre?

Eliza siguió visitando al doctor semanalmente para asegurarse que su embarazo iba bien. ¡Después de todo, ella solo tenía un bebé y ya estaba en el proceso de criar a dos más!

Eliza estaba un poco preocupada porque las cosas iban muy rápido. No tenía suficiente energía para hacer frente a todo esto – parecía que todas sus fuerzas fueron a Charlie y los nutrientes que tenía en su cuerpo los gastaba en alimentar a su niña.

Su doctor, por otro lado, estaba completamente tranquilo. Él dijo que no era tan raro quedar embarazada tan rápido y que muchas mujeres han pasado por la misma experiencia. Aun así, estaba embarazada de gemelos y eso, por supuesto, pondría una presión extra en su cuerpo. Eliza sintió alivio, pero había algo más que quería averiguar.


¿Niño o Niña?

Eliza estuvo rezando secretamente que sus dos hijos fueran niños, o por lo menos un niño y una niña. ¡Ese era su sueño de toda la vida! Estaba extasiada por tener a Charlie, pero ahora quería tener un hijo para tener el set completo.

Le dijo en broma a Ben que, si está embarazada de niñas, ¡ellos tendrían que intentar una vez más pronto! Ambos padres estaban ansiosos por saber quiénes iban a ser sus bebés gemelos.

Una vez ellos estaban viajando en el carro y Eliza recibió una llamada de la clínica relacionada con los resultados de las pruebas de salud que le hicieron a sus bebés. ¡Ellos estaban desarrollándose bien y había una cosa más que ella debía saber – Eliza tenía a dos niños en su barriga!


El Universo Está Siempre Escuchando

Eliza no creía que pudieran ser más felices como familia, pero realmente estaba sucediendo! Ben casi saltó en el asiento cuando ella le dio la asombrosa noticia y los dos se sintieron como si era el mejor momento de sus vidas.

Al inicio de su relación, Ben y Eliza hablaron de tener hijos porque ambos querían una familia grande y feliz – ¡fue ahí cuando ellos entendieron que eran perfectos el uno para el otro!

Y ahora, después de estar solo un año juntos como pareja, su familia creció de dos a cinco. Eliza aún no podía creer que todo esto le estuviera pasando a ella. Es como si el Universo hubiera decidido hacer realidad todos sus sueños a la vez.


Esto Fue Predecido

En su entrevista con Sophie Walker, una blogger de embarazos y experta en partos, Eliza confesó que los cinco años antes de conocer a Ben ella visitó a una vidente para que le leyera el futuro.

¡Eso fue cuando ella se dio cuenta que iba a tener no uno, sino tres hijos! El psíquico le dijo que tendría a tres niños en algún momento en el futuro y que ella los tendría uno después del otro en una sucesión cercana.

Imagen de Pixabay

¡Al momento que Eliza conoció a Ben ella había olvidado la predicción, pero parece se hizo realidad! Todo sucedió como lo dijo su psíquico. Eliza no podía imaginar esto aun en sus sueños más increíbles.


Un Año Que Ellos Recordarán Para Siempre

Dos embarazos seguidos y tres preciosos bebés en sólo un año – ¿cómo está eso empezar una relación? Nueve meses después de saber que estaba embarazada Eliza dio a luz a dos niños increíbles – Jack y Wolfe.

Eliza bromeó que se sentía como tener a trillizos. ¡Y de alguna manera lo era! Charlie era menos de un año mayor que sus hermanos, que resultó ser una diferencia de edad muy pequeña.

¿Podrá la pareja hacer frente con ese número de bebés? Eliza estaba segura de que se les ocurriría algo. Después de todo, los primeros años fueron los más difíciles y que se pondría más fácil después de eso. También tenían abuelas y abuelos para ayudarlos


Todo Cambió… De Nuevo

Criar un niño y conseguir la comprensión de lo que significa ser madre ya era bastante difícil, pero criar tres hijos era un nivel completamente diferente de maternidad. Eliza estaba agradecida por su experiencia con Charlie, ya que ahora sabía casi todo lo que podía esperar.

Ben estaba super cuidadoso todo el tiempo durante sus dos embarazos y después que ella dio a luz a sus gemelos. Ellos compartieron sus quehaceres y se ayudaron con los niños. Ben era el marido perfecto y un padre increíble – ¡Eliza no podía estar más feliz!

Su nueva vida juntos estaba llena de sorpresas y desafíos inesperados, pero juntos ellos superarían todo.


La Última Bendición

Cuando los bebés crecieron y empezaron a caminar y correr, trayendo aún más alegría a la familia, Eliza y Ben decidieron que era hora de dar un paso más allá. Sí, ¡hablamos de matrimonio!

La mayoría de las personas tienen hijos después de atar los nudos, pero para Ben y Eliza no importaba mucho – sus hijos eran la prioridad, todo lo demás tenía que esperar.

Aun así, ellos dos se amaron tanto que querían celebrar con la ceremonia de su boda. ¡Y lo hicieron! Eliza confesó que se sentía como si todas las piezas del rompecabezas finalmente encajaran. Ellos dos se sintieron que fue muy especial y que sus hijos pudieran ser testigos de la boda de sus padres.


Después de la Boda

Eliza no podía estar más feliz. Su vida estaba desenvolviéndose tan rápido el año pasado que ella ni siquiera tuvo el tiempo de pensar que daría el sí en una iglesia. Pero subconscientemente ella se moría por sentar cabeza con tu esposo y niños como una familia, pero en la vida real y el papel.

¿Realmente eso importa tanto? No del todo. Pero casarse se sintió como una parte importante para todos ellos, incluyendo la familia de los otros miembros que los acompañaron en esta maravillosa aventura de ser una familia.

¡Así que ahora que era oficial! Con Ben como su esposo y los tres niños energéticos siguiendo cada paso de Eliza como si fueran pequeños patitos, Eliza se sintió como la madre más feliz del mundo. ¡Pero para Eliza y su familia, esto solo era el inicio de su maravillosa nueva vida!


La Familia Más Dulce Del Mundo

¡Si es estas preguntando como están Eliza y Ben Curby estos días – ellos están totalmente bien! Sus hijos han crecido un poco, Charlie se ha vuelto un poco habladora, mientras que Jack y Wolf son una pareja inseparable.

Eliza creó su propio blog durante el segundo embarazo llamado Twingenuity y sigue escribiendo sobre los altibajos de criar numerosos hijos.

Ella ayuda a las otras madres que están pasando por la misma experiencia y pasa la mayor parte del tiempo con su increíble familia. Ella y Ben están felices que las cosas salieron como lo esperaban.


Los Bebés Ahora Crecen

En una entrevista, Eliza confesó que no todo ha sido color de rosa para los cinco. El primer año después de tener a los gemelos fue el más duro, ya que Charlie crecía rápidamente con todas sus nuevas necesidades y dos bebés recién nacidos que exigían mucha, o toda, su atención.

Eliza tenía poco tiempo para ella misma, dedicando toda su vida a los niños y perfeccionando el arte de la maternidad. Fue mucho más fácil cuando los gemelos crecieron un poco y todos los niños empezaron a caminar y a hablar.

Los tres ellos - Charlie, Jack, y Wolfe se volvieron los mejores amigos, corriendo por todos lados y jugando todo tipo de juegos, lo que permitía a Eliza tener más tiempo para relajarse y hacer las cosas que disfruta. Aun así, no había un día en el que Eliza no pensara en lo afortunada que era por tener a estos increíbles niños y a Ben en su vida.


Tan Diferentes y Tan Iguales

Charlie creció como un pequeño ángel. Ella tenía un carácter juguetón y se volvía más habladora cada día. Era tan feliz cuando sus pequeños hermanos gemelos se convertían en sus compañeros de juego. De los dos hermanos, el pequeño Jack era más obediente a su mamá.

Él estaba creciendo como un niño dulce y cariñoso, que amaba a su mamá, sobre todo. Wolfe era todo lo contrario a su hermano y estaba dispuesto a sembrar el caos a donde fuera. A él le gustan los juegos divertidos y participaba en muchas travesuras con su hermano y su hermana mayor.

Eliza podía pasar viéndolos jugar todo el día! Ella estaba especialmente feliz de que Charlie y su padre estuvieran desarrollando un vínculo muy especial que sólo un padre y una hija pueden tener.


Ben y Su Pequeño Ángel

Todos sabemos que la relación entre una niña y su papá es increíblemente importante. El padre de una niña es su primer ejemplo de hombre en su vida y esto influye en todas sus relaciones futuras.

Por eso Eliza estaba en las nubes viendo a Ben interactuar con su hija. Charlie era un pequeño ángel hablador y Ben parecía agarrar cada palabra, siempre encontraba tiempo para estar con su hija incluso si llegaba cansado del trabajo.

Eliza recordaba con cariño a su propio padre y la forma como la impactó cuando era niña. Gracias a la relación saludable con su papá, ella podía construir esta hermosa relación con su esposo. Y ahora viendo a Ben y a Charlie ella podía realmente notar que ella crecería siendo una pequeña niña feliz con su papá siempre estando con ella.


El Resto de la Familia

Tres niños pequeños creciendo juntos pueden ser un lío, por lo que incluso los padres más cariñosos y atentos podrían desear irse de vacaciones sin niños. Por tanto, que Eliza y Ben aman a sus hijos, ellos también se aman y quieren pasar algún tiempo de calidad juntos de vez en cuando.

Ahí es donde entran las Abuelas y los Abuelos. Es casi imposible criar hijos por uno mismo sin la ayuda de alguien más sabio que conocen más a los niños como los abuelos. Por supuesto, también hay niñeras que pueden ayudar a los padres a pasar algo de tiempo a solas, pero nada puede compararse al cuidado y amor que le dan sus abuelos.

No es necesario decir que, toda la familia estaba en las nubes cuando visitaron a los abuelos de los niños en el verano. ¡Fue un viaje como ningún otro! Todos estaban felices, especialmente Charlie, Jack, y Wolfe, quien un poco de amor extra de su Abuela y Abuelo.


Carro Grande Para Un Familia Grande

Tener a un niño es una cosa – con uno solo puedes hacer unas pocas modificaciones y es suficiente para viajar en un carro ordinario. ¡Pero montar a una familia de cinco es otra cosa! Entonces, pensar que eran una familia de cinco tenían que pensar en conseguir un auto más grande.

Los tres niños necesitan su espacio y un carro pequeño podía no ser el apropiado para que alcanzaran todos. Eliza solía manejar un Swift, pero ya no servía más para ellos, así que Ben fue a una venta de autos a buscar uno nuevo.

¡Luego de comprarla ahora la familia si alcanzaba en su nueva VW van! Era la decisión más apropiada para que pudieran alcanzar todos cómodos y seguros. ¡A Just le gustó tanto que, estaba feliz de viajar en la VW van con sus hijos!


Ámate a Ti Misma

Ciertamente convertirse en mamá era uno de los sueños más grandes de Eliza, esto tenía un costo. Sus primeros pocos meses de ser mamá de tres ella no podía cuidarse a ella misma y sus necesidades, comía generalmente snacks y comidas rápidas como pasta.

Ella llegó a un punto que se dio cuenta que no podía seguir así y que tenía que hacer cambios en su vida si realmente quería ser feliz en su maternidad. Una mujer no puede cuidar apropiadamente a los otros si ignora sus propias necesidades.

Eliza sintió que debía cuidar su cuerpo, aceptando lo que era. Ella incluso hizo un post en Instagram, mostrando su cuerpo después de su postparto añadiendo un texto personal.


Este Es Tu Cuerpo

Eliza resaltó que era muy importante que aceptaran la belleza del cuerpo que había trabajado duro para dar a luz a todos los bebés. ¡Se trataba sobre todas las mujeres no solo de ella!

Las celebridades crean una imagen falsa de sus fotos de postparto, pareciendo como si fueran estrellas deportistas con tan solo unas semanas después de dar a luz. Esto no es lo que le pasa a la mayoría de las mujeres y ellas deberían estar listas para todos los cambios que puedan ocurrir en sus cuerpos.

Es por eso por lo que Eliza hizo un post interesante sobre sí misma, hablando sobre todas las mujeres que dan a luz y quienes solo piensan en ser madres. ¡Amarte a ti misma y a tu cuerpo es la cosa más importante en el mundo!


Ayudar A Los Otros

Eliza cree que si todos se ayudan entre ellos el mundo sería definitivamente un mejor lugar. Es por eso que ella decidió compartir su historia personal con el mundo, hablar sobre varias dificultades y momentos felices de ser madre de tres pequeños.

Mujeres de todo el mundo leyeron el blog personal que tiene varios detalles sobre su embarazo, dar a luz, que tipos o productos de bebé usar en esa situación, así como también artículos personales describiendo cómo lidiar con todo el estrés y la presión de criar a tantos niños a la misma vez.

Mientras Eliza se siente como la madre más feliz del mundo, ella cree que muchas mujeres necesitan ánimos y ayuda en las diferentes situaciones de la vida. ¡Criar a tres niños no es como ir a caminar al parque!


Un Ejemplo de Vida

¡Ser una buena madre para tus hijos es una cosa, pero ser como un ejemplo para miles de madres en todo el mundo es algo totalmente diferente! Eliza siente que ayudar a las otras es su llamado, así que ella siempre aparta un tiempo para escribir en su blog y compartir varios detalles de su vida.

Algunas veces una buena conversación con una persona que sabe por lo que estás pasando puede ser mejor que horas de terapia. ¡Y es totalmente gratis! Eliza se ha conectado con cientos de mujeres, escuchando sus historias y compartiendo su propia historia con ellas.

La historia de Eliza y Ben se volvió absolutamente viral y todos podemos saber por qué – ellos posan para la foto perfecta haciendo lo que parece imposible para la mayoría de las personas. Ellos son felices con su vida familiar, en casa, y en el trabajo, haciendo lo que más le gusta. ¡Sus hijos son afortunados de tener a unos padres sorprendentes!